Dieta proteinada, ¿sí o no?

Dieta proteinada, ¿sí o no?


dieta proteinada proteica nutricionista

Después de la etapa estival es habitual coger algún kilo de más. También es frecuente que nos planteemos hacer algún tipo de dieta para sentirnos mejor tanto físicamente como a nivel de autoestima. En este artículo te asesoramos sobre la conveniencia o no de las famosas dietas proteinadas o dieta proteica.

 

Existen diferentes tipos de dieta: hipocalóricas,, dietas hiperproteicas, dietas disociadas... De todas ellas, seguro que has oído hablar de las dietas proteinadas cuando se trata de perder peso de forma rápida. Las dietas proteicas o proteinadas son muy efectivas, pero también es cierto que se requiere una estricta supervisión médica para no caer en problemas de salud.

 

A continuación te damos todos los detalles paa que conozcas estas dieta más a fondo y puedas decidir si es conveniente o no para ti y tu ritmo de vida.

 

 

¿Qué es una dieta proteinada o dieta proteica?

La dieta proteinada o dieta proteica es una dieta con restricción calórica pero normoproteica. Es decir, se asegura un correcto aporte de proteínas al organismo para no perder masa muscular. Respecto a los carbohidratos, se restringe su consumo, de tal forma que se obliga al organismo a consumir las grasas de reserva como primera fuente de energía. Este proceso es lo que se conoce como "cetosis" y es la base de la efectividad de la dieta proteinada. Es una situación que no supone ningún riesgo para el organismo, siempre y cuando la dieta y su control esté supervisado por un médico especialista.

 

Normalmente en este tipo de dietas es mayor el consumo de proteínas de origen animal que vegetal al ser estas de menor valor biológico.


Fases de la dieta proteinada o proteica

dieta proteinada dieta proteica nutricionista

La duración de la dieta proteinada depende fundamentalmente del peso que queramos perder. La primera fase es la más estricta, donde existe una ausencia de determinados alimentos que después se irán incorporando poco a poco.

 

Fase 1: CETOGÉNICA

Durante esta fase el consumo de hidratos de carbono es mínimo, tan sólo una pequeña cantidad en la comida y en la cena. En esta fase es donde más rápido vamos a ver la pérdida de peso, puesto que el organismo va a ir consumiendo sus reservas energéticas acumuladas.

 

 

Fase 2: TRANSICIÓN

Esta fase consiste en el reintroducción paulatina y progresiva de alimentos con mayor cantidad de carbohidratos, pero siempre manteniendo el objetivo de la pérdida de peso.

 

 

Fase 3: MANTENIMIENTO O DE EQUILIBRIO ALIMENTARIO

El objetivo de esta fase es que mantengas el peso alcanzado y que adquieras hábitos de vida, tanto alimenticios como de actividad física, saludables. A nosotros nos gusta decir que es una etapa de reeducación alimenticia.

 

 


Pros y contras de una dieta proteica


PROS

  • Se tiene poca sensación de hambre. Te sientes saciado.
  • Existe una rápida pérdida de peso, sobre todo en los depósitos grasos de la zona abdominal.
  • Se protege la masa muscular, no existiendo pérdida de la misma.
  • Sensación de vitalidad, sin experimentar falta de energía o fuerza que es habitual en otro tipo de dietas de bajo aporte en calorías.

CONS

  • Es muy importante la supervisión detallada y estrecha por un médico especialista. Están contraindicadas en pacientes con problemas hepáticos o renales o embarazadas (entre otros).
  • Son dietas con alimentos carentes en fibra, por lo que será necesario tomar un suplemento.


Recomendaciones generales

Es importante tener presente que el uso de una dieta proteinada no concluye con la pérdida de peso deseada o aproximada, sino con la transición a una alimentación que incluya todos los grupos de alimentos, con la correcta distribución de estos a lo largo del día, y la adquisición o mantenimiento de pautas de actividad física que contribuyan al mantenimiento del peso objetivo a largo plazo, y por tanto, un estado de salud óptimo.

 

Aunque existen diversos tipos de dietas proteinadas, es muy importante que se hagan siempre bajo supervisión médica, puesto que un control deficiente puede provocar carencias nutricionales importantes y desequilibrios en el organismo.

 

Respondiendo al título del artículo: "Dieta proteinada, ¿sí o no?". Nuestra respuesta es sí para personas con un buen estado de salud general que quieran perder unos kilos de manera rápida, si la dieta esta supervisada por un médico especialista y si el paciente va a tener la disciplina y el convencimiento de reeducar sus hábitos alimenticios a futuro. En otro caso, es una dieta que tiene riesgos para la salud y que puede generar un efecto rebote importante.

 

En Mei Madrid contamos con médicos nutricionistas especializados con amplia experiencia y que pueden asesorarte al respecto.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0